top of page

CASTELL DE CABRES RECUPERARÁ UNA TRADICIÓN PERDIDA EN LA GUERRA CIVIL

Actualizado: 3 oct 2023


Los vecinos de Castell de Cabres harán la Rogativa a San Cristóbal, una tradición que se perdió en la Guerra Civil. Esta ermita, situada a 5 kilómetros al norte de la población, está situada en lo alto de la montaña y desde ella se pueden divisar unas vistas impresionantes del territorio. Para acceder en vehículo hay que hacerlo desde Coratxà, en 4×4. El próximo sábado 17 de junio, los vecinos saldrán a las 9:30 h. de la mañana y se prevé que lleguen a las 11:30 h, donde se encontrarán con los pueblos vecinos, Coratxà, Herbés y Vallbona. A las 12 habrá una misa, que se celebrará en el interior de la ermita después de que el Ayuntamiento la haya desbrozado y habilitado para esta fecha tan especial. A continuación, se bendecirá la prima y a las 13 horas, tendrá lugar una comida popular.

Los vecinos de Castell de Cabres iban dos días al año en romería a San Cristóbal, para los Apóstoles (el 1 de mayo) y para San Juan (24 de junio). Allí, se oficialiazaba una misa y se repartía prima si había alguna promesa. Ahora, Castell de Cabres recupera esta tradición este sábado.


Un poco de historia…

La ermita de San Cristóbal se contruyó entre 1565 y 1575 y posiblemente se alce sobre una construcción anterior, que edificarían los primeros colonos. Además de la ermita, en este lugar también encontrábamos dos edificaciones más: la hospedería y la vivienda del ermitaño. Es un templo rectangular que todavía conserva sus parámetros perimetrales reforzados por cuatro contrafuertes. Entre éstos, encontramos la puerta de entrada en arco de medio punto. Está documentado que a principios del siglo XX se seguía practicando culto en este lugar. En 1936 un incendio provocó el derrumbe de la cubierta y se abandonó. Hoy en día quedan algunas ruinas.

Leyendas

Cuenta la leyenda que Santa Águeda tenía dos hermanos, San Cristóbal y Santo Domingo, a quienes obligó a vivir separados por una disputa. Con el tiempo, ambos llegaron a ser santos y sus ermitas se contruyeron sobre sus lugares de retiro. Desde la ermita de Santa Águeda, en Vallibona, se pueden ver, aunque están muy alejadas, las ermitas de Santo Domingo (también en Vallibona) y San Cristóbal (Castell de Cabres). Así, se dice que la hermana los sigue vigilando.



0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page