top of page

LOS DULCES Y PANES, TRADICIÓN ATEMPORAL

Actualizado: 2 oct 2023

EN ELS PORTS A TRAVÉS DE LOS HORNOS MEDIEVALES


Pasteles, ‘flaons’, coquetas, ‘carquinyols’, panes y pastas… Els Ports es una tierra donde la gastronomía ha tenido, tiene y tendrá una importancia sin igual. En cualquier visita a las localidades de la comarca no puede faltar una parada a los hornos y pastelerías para probar los dulces típicos de la zona elaborados con productos de la tierra y de temporada. Una práctica que se remonta siglos atrás.

Para los amantes de la gastronomía y la historia, Els Ports tiene una parada obligatoria: Forcall. Aquí encontramos el que es el horno en funcionamiento más antiguo de Europa. Se trata de un horno construido en 1246, con un marcado estilo gótico. Desde que se erigió no ha dejado de funcionar para ofrecer siempre los mejores panes y dulces. El Forn de la Vila, nombre por el que se conoce, fue restaurado en 1993, momento en que se colocó sobre la piedra una placa conmemorativa con la inscripción “Forn de la Vila, 1246-1993”.


Forn de la Vila – Forcall.


La visita impresiona, ya que el Forn de la Vila todavía mantiene la estructura original del horno medieval primitivo. En su interior cuenta con dos antiguos hornos de leña de carácter comunal utilizados durante siglos por los vecinos y vecinas de Forcall para hornear sus delicatessen. Actualmente, solo uno de los dos hornos de leña se utiliza, y es durante las celebraciones de Sant Antoni de Forcall, la ‘Santantonà’, declarada Fiesta de Interés Turístico Autonómico y Bien de Interés Cultural. Cada enero, el pueblo se reúne en este espacio único para elaborar las coquetas y ‘rotlletas’ que se repartirán durante la fiesta.


«Santantonà».


Forcall cuenta con el horno en funcionamiento más antiguo, pero no es el único horno con historia que podemos conocer en la comarca. Olocau del Rey y Vilafranca guardan en sus cascos históricos otros dos hornos medievales de gran valor cultural.

El horno de Olocau del Rey fue erigido en 1272 y consta de una pequeña sala con tres arcos románicos, situada en la parte posterior de la Cofradía. Se cree que, antaño, formaba parte de un edificio mayor y no era utilizado únicamente como horno. A día de hoy, este horno del siglo XIII no está en funcionamiento, pero se puede visitar para conocer el pasado y la historia de los antiguos pobladores del municipio.


Olocau del Rey.


Tras Forcall y Olocau del Rey viajamos a Vilafranca, donde se encuentra el tercer horno medieval conservado en Els Ports. Datado del siglo XIII, el Horno gótico de Vilafranca forma parte de la conocida como arquitectura ‘de conquista’. Con el paso de los años, ha tenido propiedades y usos bien diversos, tanto privados como comunales. Así, ha sido propiedad de señores feudales, nobleza, del propio municipio y de entidades privadas. En estos momentos, el Horno se ha convertido en un restaurante, con lo que se puede disfrutar de grandes manjares desde dentro de un edificio del medievo.

Estos tres espacios históricos conservados durante el paso de los siglos son emblema del pasado de Els Ports. Un pasado que ha llegado hasta nuestros días, en las actuales panaderías y pastelerías, con los diferentes dulces que cada día se cuecen y hornean. La tradición más pura con ‘flaons’ o ‘carquinyols’ y nuevas elaboraciones como mousses o tartaletas se entremezclan para ofrecer al visitante una experiencia gastronómica única difícil de olvidar.


Flaons.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page